Deseo

Día 5.

Me preguntaron: ¿Quién desea?

Mi respuesta automática fue un gran signo de interrogación.

Soy hija de la razón y de la duda. Hija del silencio, de la carencia, de la represión y de la autocensura, aunque no me hayan maltratado, aunque nunca me haya faltado nada.

Soy fruto de las expectativas y de los temores propios y ajenos, de la resignación y de los modelos impuestos, de los deber ser y las apariencias. Del capitalismo, la clase media, el cristianismo, la posmodernidad, hija de occidente, el new age y la televisión.

¿Quién desea?

No lo sé. Entre tantas capas no encuentro mi voz.

Sin embargo entre el palimpsesto algo aparece. Me ha llevado tiempo darme cuenta que lo que me ha formado no es lo que soy, que mi forma no es mi materia. Que ni siquiera soy; que estoy siendo, constante transformación.

Soy un montón de yoes y de colectivos contenidos en este cuerpo y esta mente que se esfuerzan por mantenerme entera, individida. Pero

me fragmento

me rompo

me quiebro

me fugo

me reinvento

me expando

y vuelvo a hacerme chiquita en un ciclo sin fin. Lucho todos los días con lo que vive en mí que ya no quiero, pero que al mismo tiempo me da un punto de apoyo en estas aguas revueltas que habito.

En un segundo de tregua intuyo que la salida del círculo vicioso está en abrir(se), en arriesgar, en el amor como acto de fe y no como contrato. Pero es apenas un instante y de nuevo la razón, el miedo, la inquietud, la norma, que me dicen que así no, que no por ahí, que mejor por donde . Y bajo la cabeza, escucho y obedezco, pero he visto la trampa y por eso ante cada repetición de lo mismo la sacudida: hay otro camino.

¿Quién desea, cariña? Que no has respondido.

Yo, la que es miles, la inquieta, la curiosa, la incomformista, la soñadora, la ingenua, la que ama. La temerosa, también, y la que duda. Todas las que he sido, las que estoy siendo y las que seré.

¿Qué deseo?

De mí misma y del mundo,

la libertad.

* * *

Estoy por cerrar el cuaderno pero recuerdo eso que escribí en Montevideo un mes atrás y que de alguna manera tiene que ver con todo:

…ese temor que me da saltar

y que en lugar de caer

me crezcan alas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s